SOMOS UN HOGAR


Que acoge a niños con discapacidades físicas y mentales, desamparados por sus familiares sin recursos. Brindamos a cada uno de nuestros niños:

Atención integral tipo familiar

Con el calor de un hogar, esperanza y amor

Apoyo en su desarrollo

Físico, emocional y racional

Asistencia especializada

Médica, psicológica, fisioterapéutica, y pedagógica

Espacio de esparcimiento.

Con actividades recreativas, artísticas, culturales y juegos

CONOCENOS


UNA OBRA DE AMOR

El 13 de septiembre de 1980 el hogar abre sus puertas gracias a la sra. Lidia Barreto de Portillo, quien toma a su único hijo, Albino Luis, como centro de la obra

Lidia B. de Portillo

Nace el 28 de mayo de 1917 en Yhu. Se mudó a Asunción donde realizó sus estudios en enfermería, asistencia social y obstetricia. Se casó con el Dr. Albino portillo, abogado, y en la primavera del 1960 nace su primer y único hijo Albino Luis, quien nace con deficiencia física y mental. Al morir su esposo recurre al extranjero para asistir a su hijo y al no encontrarla vuelve a Paraguay dispuesta a crear el primer hogar de personas discapacitadas. Su meta se llevó a cabo el 13 de septiembre de 1980, mientras que la Fundación Lidia Barreto de Portillo queda establecida el 1 de marzo de 1986. Muere el 7 de julio de 2003 a los 86 años.

Albino Luis

Nace el 13 de septiembre de 1960 en Asunción. Fue el único hijo de Lidia Barreto y Albino Portillo. De pequeño mostró leves signos de discapacidad que se vio agravado por la complicación de una enfermedad a edad temprana. Luego de la muerte de su padre su madre decide tomarlo como el centro motor de todo el esquema de un hogar especializado en personas con discapacidades desamparados por sus familiares.

SOMOS FAMILIA


Crecemos, jugamos, soñamos y aprendemos juntos

Buscamos integrar a los niños a la sociedad

y así generar en ellos estima propia

¿Cómo ayudar?

¿Queres ser de la fámilia?

Donaciones

Podes donar útiles escolares, ropa, alimentos no perecederos, elementos de aseo personal, artículos de limpieza O podes donar dinero que nos permiten afrontar los gastos mensuales: sueldos del personal que cuida a los niños, servicios (agua, electricidad), alimentos, mantenimiento de infraestructura y otros

Voluntariado

Unite al grupo de voluntarios del hogar y pasá una tarde con los niños, jugando con ellos. También siendo voluntario podes colaborar en la organización de los eventos del hogar

Contacto


Contacta con nosotros

Las puertas del hogar siempre estan abiertas